foto-fondo-2

 

Se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales. La ortodoncia previene, diagnostica y corrige sus posibles alteraciones y mantiene dentro de un estado óptimo de salud y armonía, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas..

 

¿Cómo se hace?

El tratamiento de ortodoncia se puede realizar de dos maneras según el tipo de fuerzas que se aplique:

 

Mediante aparatología fija que está compuesta de elementos que se adhieren a los dientes (bandas y brackets) y a los que se ancla firmemente finos arcos elásticos de níquel y titanio los cuales son sujetados con ligaduras. Los tratamientos de ortodoncia generalmente se llevan a cabo con brackets que pueden ser:

 

  • Los brackets metálicos que son los más utilizados, debido a que su resistencia y la fuerza que aplican no se compromete por lo que el tratamiento tiende a ser más corto.
  • Los brackets plásticos que tienden a pigmentarse fácilmente y se deforman con los cambios de temperatura bucal.
  • Los Brackets de cerámica que Son de gran calidad pero su costo es mayor.
  • Los Brackets estéticos fabricados en: plástico, cerámica, zafiro o policarbonato, siendo los de zafiro y cerámica los más resistentes, no cambia su color y es recomendable para todas las maloclusiones. Debido a que si se muerde de manera errónea podría llegar a causar dolores y heridas.

 

Mediante aparatos removibles, que el paciente puede quitárselos durante la comida o la higiene oral. Estos aparatos suelen ser ampliamente empleados en ortopedia de los maxilares con resultados muy diversos, pero siempre con mayor ámbito que la ortodoncia multibrackets. Se utilizan sobre todo como tratamiento en dentición temporal (temprana o infantil), donde determinados estados patológicos diagnosticados a tiempo pueden llegar a corregirse, hasta tal grado que el tratamiento en la dentición permanente sea muy específico o incluso innecesario.

Cuidados

En un tratamiento de ortodoncia, es indispensable tener en cuenta que la responsabilidad y cuidados del paciente son vitales para obtener buenos resultados y mantener la salud bucal.

 

 

Los aparatos de ortodoncia pueden convertirse en un buen hábitat para la placa, si no se tiene una buena higiene. Lo ideal es eliminar la placa todos los días para evitar caries dental y periodontitis, cepillando los dientes y el aparato como mínimo tres veces al día, limpiarse entre los dientes por lo menos una vez al día y utilizar una pasta de dientes con flúor para minimizar la posibilidad de aparición de caries. El mercado ofrece actualmente una gran variedad de utensilios diseñados exclusivamente para facilitar la higiene bucal de los pacientes con ortodoncia. Aquí tenemos un video donde podrá conocer las técnicas recomendadas para la higiene oral.

 

Si se utilizan aparatos removibles es recomendable limpiar el aparato, enjuagándolo después con agua abundante. Ya existen en el mercado pastillas especiales para la limpieza de estos aparatos, en caso de que no logre conseguirlas, bastaría con utilizar un jabón neutro y un cepillo.

 

El uso de hilo dental es bastante importante, pues hay algunas zonas a donde el cepillo no alcanza a llegar. El mercado dispone de enhebradores que facilitan esta tarea para quienes tienen aparatos fijos.

 

Los brackets son fijados a los dientes mediante adhesivos químicos y cualquier fuerza que se ejerza sobre estos podrá despegarlo. En necesario evitar alimentos duros o pegajosos como los grutos secos, golosinas, chicles, palomitas, que puedan desprender los brackets y retrasar el tratamiento. En el siguiente video podrá ver como las reparaciones retrasan y afectan el tratamiento de ortodoncia.

Para que sirve

Frecuentemente relacionamos a la ortodoncia con las malposiciones dentarias o apiñamiento dental, pero la ortodoncia se encarga de la corrección de otras alteraciones que producen como resultado la mala posición de los dientes. Entre las alteraciones más comunes se encuentran:

 

  • Prognatismo: Relación en que la mandíbula y/o los dientes inferiores se hallan adelantados con respecto al maxilar superior, por excesivo crecimiento de la mandíbula, el deficiente crecimiento del maxilar superior, la inclinación hacia afuera de los dientes inferiores o a una combinación de todos estos factores.
  • Retrognatismo: Relación en que la mandíbula y/o los dientes inferiores se hallan retrasados con respecto al maxilar superior, por un excesivo crecimiento del maxilar superior, el deficiente crecimiento de la mandíbula, la inclinación hacia afuera de los dientes superiores o a una combinación de todos estos factores.
  • Mordida profunda: Los dientes superiores cubren a los inferiores de manera parcial o total.
  • Mordida Abierta: Cuando al contactar los dientes superiores contra los inferiores queda un espacio entre ambos dificultando el sellado de los labios. Generalmente sus causas son la succión digital (chupar el dedo) y la deglución con empuje lingual (empujar los dientes superiores con la lengua al tragar).
  • Mordida Cruzada: Cuando al morder normalmente, los dientes superiores no caen levemente por delante de los inferiores anteriores o ligeramente por fuera de los dientes inferiores posteriores.
  • Diastemas: Son espacios de separación entre los dientes y que en condiciones de normalidad no deben existir.
  • Mordida borde a borde: Los bordes incisales de los dientes superiores contactan directamente con los bordes incisales de los dientes inferiores.
  • Colapso: Es un estrechamiento que se puede presentar tanto en el maxilar como en la mandíbula, lo que provoca que no exista espacio suficiente para albergar correctamente a todos los dientes.

 

Pida su Cita 312 38 44
Email info@clinicamariodavid.com
Visítenos T.F. Dann Carlton Of. 408